Camas nido blancas

Para una familia numerosa es importante ganar espacio en cada rincón de su hogar, por ello disfrutará adquirir muebles prácticos y modulares como las camas nido blancas que le permitan crear dos ambientes en una misma estancia y desplazarse con comodidad por toda la habitación o dormitorio.

Pero cuando se trata de muebles destinados a niños o adolescentes, este caso, las camas nido serán una propuesta moderna y atractiva para que tus hijos compartan habitación sin que el espacio represente el menor gasto o problema. 

La ventaja de esta alternativa frente a los modelos clásicos radica en su absoluta practicidad, pues es una curiosa propuesta de dos camas en la que una se recoge plegada de la otra, optimizando el lugar de tal forma que no puede sino resultar imprescindible para las familias grandes y viviendas pequeñas. 

Camas nido a colores 

Cuidar el diseño y la selección de colores en los mobiliarios para los niños te ayudará a no tener que sustituirlos cuando crezcan o sus gustos pasen de ser infantiles a unos más adolescentes. Por ello, conviene optar por dormitorios completos de colores integrales y así propiciar un ambiente juvenil y adaptable a todas las edades. 

Camas nido blancas

El color blanco regala una sensación de luz y amplitud en cualquier espacio que reviste, ideal para las habitaciones oscuras y reducidas. Además, esta elección hará que las camas nido blancas crezcan con el niño, y sean capaces de adaptar a su evolución en gustos y estilo. 

cama nido blanca
Cama nido color blanco

Así, tendremos a nuestra disposición una opción útil, sencilla y de extrema versatilidad. 

Camas nido en color blanco

Al elegir una opción multicolor con una base en color blanco estarás adquiriendo un estilo lleno de vida, apegada a los gustos de la etapa adolescente e infantil. Además, las camas nido multicolores suelen diseñarse con cajones provechosos para el guardado de juguetes o accesorios.

Camas nido dos tonos 

Elegir una combinación a dos tonos te dará un diseño atractivo, joven y estético. Por lo general, se opta por las camas nido en tonos blancos como color predominante, pues él da la ilusión de contar con más espacio. Esta es una propuesta moderna y muy rentable en mercado.

Camas nido con colores naturales

Los tonos naturales o pasteles suelen desahogar el espacio que revisten, además de ofrecer un aspecto relajado. Las camas nido que siguen este patrón suelen ser populares y muy bien vendidas en el mercado. 

Camas nido blancas con espacio

Gana espacio con cajones

Estas camas son en extremo funcionales pues, aparte de adaptarse a todos los gustos y edades, también es posible conseguirlas con accesorios integrados, por ejemplo, la cama nido con cajones, usualmente incorporados en hilera por debajo de la cama inferior. 

Esta cualidad regala un espacio de almacenaje práctico y provechoso para los artículos de hogar, además de disfrazar aún más la doble función del inmueble.

Camas verticales o abatibles

Si de ganar espacio se trata, selecciona camas verticales sobre pared. Son camas abatibles que mediante muelles se colocan en posición horizontal cuando son necesarias, manteniendo la posición vertical para aprovechar el espacio.

Que sea un pack dos en uno no lo hace menos cómodo, las camas nido blancas suelen diseñarse con medidas que van desde los 90×180 cm para la cama superior y 90×180 cm para la inferior.

Quizás te interesen otros estilos de camas nido:

5/5 (1 Review)